Información

¿Por qué las plantas producen y almacenan amilosa y amilopectina?


Dado que ambas formas de almidón tienen su propósito principal de almacenar glucosa y, por lo tanto, liberar energía, ¿por qué hay 2 variaciones de este azúcar? ¿Es posible que un organismo contenga / dependa solo de uno pero no del otro?


Recursos interactivos para escuelas

Carbohidrato complejo

Carbohidratos como el almidón y la celulosa formados por largas cadenas de moléculas de azúcar unidas.

Carbohidrato

Compuestos orgánicos productores de energía que están formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. Ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos son arroz, pasta, pan y patatas.

Amilopectina

Un polímero formado por unidades de glucosa unidas por enlaces -1,4 con ramificaciones en los enlaces -1,6 que se forman cada 24-30 unidades de glucosa, por lo que se degrada más rápidamente que la amilosa.

Celulosa

Un carbohidrato complejo que forma las paredes celulares de las plantas.

Glucógeno

Un polisacárido, (C6H10O5) n, que se almacena en el hígado y en los músculos y se puede convertir nuevamente en glucosa cuando el cuerpo lo necesita.

Amilosa

Un polímero no ramificado de 200-5000 unidades de glucosa, todas unidas por -1,4 enlaces glicosídicos. Forma moléculas espirales compactas, por lo que se adapta idealmente como molécula de almacenamiento.

Almidón

Un carbohidrato complejo elaborado como plantas de almacenamiento de energía.

Cerebro

El principal órgano del sistema nervioso central compuesto principalmente por materia gris.

Carbohidratos: Polisacáridos

Los polisacáridos son polímeros gigantes de monosacáridos, todos conectados por enlaces glicosídicos. Tienen una enorme variedad de funciones en diferentes organismos (ver arriba). Pueden tener una estructura relativamente simple o pueden formar moléculas más complejas, dependiendo de las unidades de monosacáridos y los tipos de enlaces glicosídicos involucrados.

Almidón: el término almidón cubre una familia de moléculas gigantes, todas con estructuras relativamente similares. Todos están formados por unidades de glucosa unidas por enlaces α-glicosídicos. Las diferencias entre ellos resultan de las proporciones de enlaces glicosídicos α-1,4 y α-1,6 en las moléculas. Los almidones se utilizan como moléculas de almacenamiento en las plantas y son el alimento básico para la mayor parte de la población humana del mundo, y se encuentran en los cultivos de cereales (por ejemplo, trigo, arroz), tubérculos (por ejemplo, batata, mandioca) y frutas como bananas y plátanos. . Ejemplos de almidones incluyen:

La humilde papa es una buena fuente tanto de amilosa como de amilopectina.

Glucógeno: un carbohidrato complejo que se utiliza como reserva de energía en células animales y fúngicas. En los seres humanos, el glucógeno se almacena en el hígado y los músculos, y también en el cerebro se almacenan cantidades muy pequeñas. Estructuralmente, el glucógeno es muy similar a la amilopectina pero con más enlaces α-1,6, cada 8-12 unidades de glucosa. Esto significa que es muy ramificado y, por lo tanto, más compacto que la amilopectina, y se puede descomponer muy rápidamente para proporcionar el combustible de glucosa necesario para la respiración celular.

Celulosa: un carbohidrato complejo formado por moléculas de β-glucosa unidas por enlaces β -1,4 glicosídicos. La unión de las unidades de glucosa β de esta manera significa que hay grupos hidroxilo (-OH) en ambos lados del polímero. Se forman muchos enlaces de hidrógeno que producen una fuerte reticulación entre las moléculas de celulosa largas y rectas. La celulosa es un material muy fuerte, pero las moléculas no forman espirales ni se ramifican, por lo que no son compactas. Celulosa es el principal material estructural de las paredes celulares de las plantas. La mayoría de los animales no tienen las enzimas necesarias para romper los enlaces glucosídicos β -1,4. Las enzimas celulasa solo se encuentran en algunos protistas que viven en las entrañas de las termitas que comen madera y en algunas bacterias.

La naturaleza de estos polisacáridos depende de los isómeros de glucosa involucrados en las moléculas y del tipo de enlaces glicosídicos formados.

Actividad:

  • Investigar las principales fuentes vegetales de alimentos con carbohidratos que se utilizan en todo el mundo.
  • Producir una infografía para mostrar claramente nuestra dependencia relativa de diferentes cultivos ricos en carbohidratos.

Puede encontrar ejemplos de infografías y visualización de datos en los enlaces a continuación:


Medición del complejo almidón-yodo

Preparación de Soluciones

Prepare todas las soluciones con agua fresca bidestilada. Para evitar el crecimiento de microorganismos, esterilice los envases.

Calentar 80 ml. NaOH 0.1 N a 90 ° C en 250 ml. vaso de precipitados y en esta solución verter una suspensión de 1,0 g. amilosa en 5 ml. etanol. Enjuague los restos de amilosa del recipiente y la varilla de agitación con dos de 1 ml. porciones de etanol y agregue lavados al NaOH caliente (use gafas protectoras). La mayor parte del etanol se evapora inmediatamente. Enfriar la solución, transferir a un matraz aforado con 0,1 NaOH y diluir a 100 ml. Mezclar bien y guardar a temperatura ambiente.

Diluir 10 ml. solución madre en un matraz aforado hasta 100 ml. con agua destilada. Almacenar a temperatura ambiente. (Si es necesario filtrar la solución de amilosa, utilice un papel de filtro de vidrio sinterizado que absorba la amilosa).

Tampón fosfato (20 mM pH 7,0):

Disolver 1.735 g. N / A2HPO4 + 1,06 g. KH2correos4 en agua destilada y completar hasta 1000 ml.

a) Solución madre (yodo 0,1 N):

Disuelva 30 g. KI en 250 ml. agua destilada. Disolver en esta solución 13 g. yodo y diluir a 1000 ml. con agua destilada. Almacenar en la oscuridad.

b) Solución diluida (yodo 0,01 N):

Diluir 10 ml. solución madre a 100 ml. con agua destilada. Almacenar en la oscuridad.

Estabilidad de soluciones

Las soluciones I a III son estables durante varios meses a temperatura ambiente.


Almidón

El almidón es el almacenamiento de carbohidratos para plantas. Está formado por dos moléculas: amilosa y amilopectina.

  • Amilosa es una cadena lineal de entre 2000 y 5000 moléculas de glucosa. Tiene un enlace glucosídico 1,4 (su 1º y 4º carbonos se unen a otros 1º y 4º carbonos para formar enlaces).
  • La posición de estos enlaces 1,4 hace que la cadena larga se enrolle en forma de espiral.
  • Amilopectina & # x2013 Es un polímero de glucosa pero tiene ramas laterales que salen de él. 1,6 enlaces mantienen las ramas laterales en la cadena principal.

La mayoría de las plantas contienen granos de almidón (depósitos de almidón) que consisten en 70-80% de amilopectina y 20-30% de amilosa.

Debido a que el almidón es insoluble, tiene poco o ningún efecto sobre la ósmosis (movimiento neto de agua de altas concentraciones a bajas concentraciones) en las células vegetales. Esto lo hace muy bueno para fines de almacenamiento. Además, el almidón es muy compacto debido a su forma de espiral y, por lo tanto, puede almacenar densamente moléculas de glucosa en espacios pequeños.


¿El almidón tiene más energía que la glucosa?

Los almidones son la principal fuente de energía y son carbohidratos complicados que necesitan un tiempo prolongado para descomponerse. Piense en el almidón como un tipo de energía de liberación prolongada. Cuando consume alimentos con almidón, tendrá un nivel de energía sostenido durante varias horas.

Esto es diferente de los azúcares, que son carbohidratos simples que le brindan una rápida oleada de energía, sin embargo, no hacen nada para mantener sus niveles de energía. Entonces, ¿eso significa que el almidón tiene más energía que la glucosa?

Los almidones incluyen de 300 a 1000 unidades de glucosa pegadas en una cadena larga. Si tiene almidón en la boca, las enzimas de la saliva comenzarán a descomponerlo. Debido a que los almidones contienen muchos enlaces, se digieren y absorben mucho más lentamente que los azúcares simples. Debido a que se digieren lentamente, estabilizan los niveles de azúcar en sangre y no provocan los aumentos inesperados que pueden ocurrir si consume una comida rica en azúcares simples.


IV. PTST1 dirige GBSS a gránulos de almidón

Recientemente se descubrió que la ubicación de GBSS en gránulos de almidón en hojas de Arabidopsis se ve facilitada por la presencia de PROTEÍNA DIRIGIDA AL ALMIDÓN 1 (PTST1) (Seung et al., 2015). PTST1 se identificó por primera vez como una proteína plastidial que contiene espirales en espiral (hélices α especializadas que a menudo median interacciones proteína-proteína) y un módulo de unión de carbohidratos 48 (CBM48) en el extremo C (Lohmeier-Vogel et al., 2008). PTST1 interactúa directamente con GBSS en experimentos pulldown con proteínas recombinantes in vitro y ensayos de inmunoprecipitación por parejas en vivo (Seung et al., 2015). Las mutaciones en la bobina enrollada de GBSS o el bucle adyacente pueden debilitar en gran medida la interacción (Seung et al., 2015, 2020). Sorprendentemente, Arabidopsis ptst1 los mutantes no acumulan casi ningún GBSS ni en el gránulo de almidón ni en el estroma, ni amilosa detectable en el almidón (Fig. 3a, b). Además, Arabidopsis GBSS se localizó en gránulos de almidón cuando se coexpresó con Arabidopsis PTST1 en Nicotiana benthamiana, pero no cuando se coexpresa con una forma mutada de PTST1 que tiene un dominio CBM48 no funcional. Estos datos sugieren que PTST1, utilizando su dominio CBM48, juega un papel activo en facilitar la localización de GBSS en almidón (Fig. 3c).

Cabe destacar que PTST1 no es estrictamente necesario para la biosíntesis de amilosa, pero mejora enormemente el proceso en las hojas de Arabidopsis. Aunque la amilosa era indetectable en ptst1 mutantes individuales, el ptst1 sex4 El doble mutante acumuló cantidades detectables de amilosa y GBSS, particularmente en hojas más viejas (Seung et al., 2015). Sin embargo, el contenido de amilosa del doble mutante fue mucho menor que el sex4 mutante único. Es probable que el recambio incompleto del almidón en el doble mutante proporcione más tiempo para que la amilosa se acumule en ausencia de PTST1. También el ptst1 El mutante acumula niveles detectables de amilosa en las puntas de las raíces, donde no se produce una renovación completa del almidón (Seung et al., 2020 ).

El descubrimiento de PTST1 como segundo componente de la biosíntesis de amilosa se produjo más de 50 años después del descubrimiento de GBSS. Teniendo en cuenta el examen exhaustivo de mutantes sin amilosa en muchas especies de cultivos, este descubrimiento tardío fue algo sorprendente. Sin embargo, como los órganos de almacenamiento de los cultivos no renuevan el almidón como en las hojas, una deficiencia de PTST1 en estos órganos da como resultado almidón bajo en amilosa en lugar de almidón libre de amilosa, análogo a nuestras observaciones con Arabidopsis. sex4 ptst1 mutante. De hecho, las mutaciones knockout de PTST1 generadas por CRISPR / Cas9 en la yuca redujeron el contenido de amilosa hasta en un 40% en las raíces de almacenamiento (Bull et al., 2018). Tales reducciones en el contenido de amilosa no pudieron distinguirse visualmente con la tinción con yodo. Por tanto, es posible que ptst1 los mutantes se pasaron por alto en los métodos de detección basados ​​en yodo, ya que el rasgo de bajo contenido de amilosa es más difícil de detectar que el almidón sin amilosa. Sin embargo, no se debe suponer que los mutantes / variedades de cultivos que tienen niveles bajos de amilosa y GBSS sean defectuosos en GBSS sin mapeo genético, ya que podrían ser defectuosos en PTST1.

Actualmente, el papel de PTST1 en los endospermos de cereales no está claro. Un estudio reciente en arroz utilizó CRISPR / Cas9 para crear mutantes knockout de PTST1 (también conocido como OsGBP por los autores) (Wang et al., 2019). Al igual que el mutante de Arabidopsis, los mutantes de arroz produjeron almidón sin amilosa en las hojas y tenían niveles indetectables de GBSS2. Por el contrario, en el endospermo, los mutantes solo tuvieron pequeñas reducciones en la abundancia de GBSS1, acompañadas de una C. Reducción del 10% del contenido de amilosa del almidón. Se detectó una pequeña cantidad de GBSS1 en el estroma de amiloplasto en el mutante, pero no en el de tipo salvaje. Por lo tanto, la pérdida de PTST1 en el arroz parece afectar drásticamente la síntesis de amilosa en las hojas, pero solo tiene efectos menores en el endospermo. Parece razonable que GBSS sea más dependiente de PTST1 para localizar gránulos de almidón en cloroplastos, donde los gránulos se dispersan a través del estroma, que en amiloplastos de endospermo, donde los gránulos ocupan la mayor parte del volumen de amiloplastos. Además, aunque las isoformas GBSS1 y GBSS2 del arroz pueden interactuar con PTST1 (Wang et al., 2019), es posible que GBSS1 tenga otras características que le permitan asociarse con almidón en ausencia de PTST1. En marcado contraste con los resultados del arroz, los mutantes knockout de PTST1 generados por CRISPR / Cas9 en la cebada produjeron semillas no viables sin almidón en el endospermo (Zhong et al., 2019). Es posible que PTST1 tenga un papel especializado en la cebada, o que haya factores de fondo no identificados que interactúen con las mutaciones de PTST1 para causar un fenotipo tan severo. La investigación de PTST1 en parientes cercanos de la cebada (por ejemplo, trigo) aclarará su función en el endospermo.

Ahora hay varios ejemplos de proteínas que dirigen otras proteínas a los gránulos de almidón (por ejemplo, SS2, LSF1), lo que sugiere que podría ser un tema común en el metabolismo del almidón (Liu et al., 2012b Schreier et al., 2019). Sigue siendo una curiosidad por qué GBSS evolucionó para depender de PTST1 para localizar el almidón, en lugar de tener su propio dominio de Módulo de Unión de Carbohidratos (CBM). Una posible ventaja de tener el CBM en otro polipéptido es que permite que la enzima se disocie del CBM cuando no es necesario. De hecho, la gran mayoría de PTST1 permanece estromal en lugar de estar unido a gránulos, lo que sugiere que PTST1 se disocia tanto de GBSS como del gránulo de almidón después de la selección (Seung et al., 2015) (Figura 3c). Es plausible que se requiera la afinidad de glucano de un CBM para que GBSS se ubique inicialmente en los gránulos, pero puede ser un obstáculo una vez dentro de la matriz de gránulos. Se desconoce hasta qué punto el GBSS es móvil dentro de las regiones amorfas, pero su acción procesadora requiere un movimiento `` hacia adelante '' del GBSS a medida que sigue el extremo creciente de la cadena de amilosa, o el movimiento de la cadena de amilosa en crecimiento a medida que se empuja. de una enzima inmóvil. En cualquier caso, la unión continua de glucano en un CBM podría obstaculizar dicha acción procesadora al restringir el movimiento de la enzima o al unir la cadena de amilosa en crecimiento durante la deposición.


Enzimas y mecanismos enzimáticos (radicales y metaloenzimología)

John A. Hangasky,. Michael A. Marletta, en Productos naturales integrales III, 2020

5.12.3.2.4 Almidón

Dado que el almidón induce una presión osmótica insignificante, es ventajoso para los organismos almacenar glucosa en esta forma. Hasta la fecha, solo se ha demostrado que las PMO activas en almidón son activas en dos tipos de almidón: amilosa y amilopectina. Ambos polisacáridos tienen unidades repetidas de glucosa unida a (1 → 4), pero la amilopectina también contiene puntos de ramificación repetidos en el carbono C6 de la cadena de amilosa. 178–181 El almidón de origen vegetal generalmente está compuesto por un 15–35% de amilosa y un 65–85% de amilopectina. 181,182 La amilosa es un haz helicoidal cristalino empaquetado en una doble hélice. 183–185 moléculas pequeñas, como los lípidos, pueden estar presentes en la cavidad central de la hélice. La amilopectina es un polímero de glucosa con enlaces α (1 → 4) ramificados amorfos con enlaces α (1 → 6) dispersos con otras cadenas de almidón.


Estructural

Las cadenas de glucosa β, como la anterior, se denominan Celulosa moléculas y puede contener 10000 unidades de glucosa. Son más fuertes que la amilosa y solo se encuentran en plantas. La celulosa es el polisacárido más abundante que se encuentra en la naturaleza.

Las fibras de celulosa están dispuestas de una manera muy específica y pueden describirse como fractales. Las cadenas largas de celulosa se agrupan, sostenidas por enlaces de hidrógeno, para formar Microfibrillas. Estas microfibrillas se agrupan con otras microfibrillas, sostenidas por más enlaces de hidrógeno, para formar Macrofibrillas.

  • Las macrofibrillas tienen muy alta resistencia mecánica, similar a la del acero. En las paredes de las células vegetales, se entrecruzan sobre cada una, formando una estructura de trama cruzada, sostenido por enlaces de hidrógeno, que es muy fuerte. Esto también permite que el agua se mueva a través y a lo largo de la pared celular. La fuerza de las paredes celulares. evitar que la célula se rompa, como sucedería en una célula animal, cuando el agua pasa a la célula. La presión causada por el agua hace que la celda Turgente, apoyando la planta a través de La presión de turgencia.

Las microfibrillas pueden tener funciones especiales. Por ejemplo, en Paredes celulares de guardia, la disposición de las microfibrillas permite Estomas abrir y cerrar. Las paredes de las células también pueden reforzarse con otras sustancias o impermeabilizarse.

Otro Polímeros de carbohidratos son utilizados por una serie de otros organismos para proporcionar apoyo, tal como Peptidoglicano, que forma la base de las paredes celulares bacterianas, y Quitina, que forma el exoesqueleto de los insectos.


¿Pueden las plantas engordar?

como en producir más energía de la que usan y almacenarla en su cuerpo? ¿O está todo bien regulado? Sé que algunas plantas pueden almacenar energía en las raíces (creo que las papas), así que, ¿es esto lo que hacen en su lugar?

Hay algunos problemas con la terminología, pero en cierto sentido, ¡sí! Producen energía y la almacenan, y de una manera algo paralela a los humanos.

En los seres humanos, almacenamos energía (generalmente) en dos formas: grasa (tejido adiposo) y carbohidratos (glucógeno). El glucógeno es lo que llamamos un "polímero" de bloques de glucosa. Imagina que una sola molécula de glucosa (el azúcar básico que nuestro cuerpo metaboliza para obtener energía) es un lego. Si quisiera almacenar todos mis legos, podría guardarlos sueltos en una caja. Sin embargo, al cuerpo le gusta estar ordenado, así que en lugar de simplemente arrojarlos allí, nuestro cuerpo conectará los legos en pilas (& quot polimerización & quot) para almacenarlos con el fin de ahorrar espacio y mantenerlos separados de los legos gratuitos que quiero usar. para obtener energía de inmediato. Estos legos apilados (polímeros de glucosa) son nuestro glucógeno. Una advertencia sería que en la vida real, podemos apilar legos en línea recta, pero el glucógeno está ramificado. El glucógeno se almacena principalmente en el hígado y los músculos, y cuando necesitamos energía, nuestro cuerpo elimina nuestras pilas de lego en un proceso llamado glucogenólisis que libera legos individuales que pueden metabolizarse para obtener energía en el músculo o liberarse en el torrente sanguíneo para su uso donde sea necesario. ser por el hígado.

Las plantas tienen un mecanismo paralelo, con algunas diferencias. En las plantas, nuestros legos apilados se llaman almidón. El almidón consiste en una combinación de amilosa y amilopectina. la amilosa es lineal, sin ramificaciones, y la amilopectina es ramificada y es similar al glucógeno con la excepción de los tipos de enlaces sacáridos entre legos.

También debo señalar la diferencia entre carbohidratos complejos y simples. Un carbohidrato simple es ese lego gratis. Los alimentos azucarados son ricos en carbohidratos simples. Un carbohidrato complejo es la forma polimerizada: almidón. Los panes (pan integral más que el blanco), las papas, el arroz, etc. son ricos en carbohidratos complejos.

Las partes de las plantas que comemos (es decir, patatas, arroz) son el lugar de almacenamiento de carbohidratos complejos. No estoy familiarizado con la biología de las plantas aquí, por lo que dejaría que alguien con más experiencia detallara los detalles sobre la anatomía de las plantas. Pero para responder a su pregunta, la papa que comemos ES su grasa, aunque no es grasa en el sentido que podría pensar (análogo al tejido adiposo) sino más bien grasa en un sentido conceptual (energía almacenada).

Editar: Incluyendo esta respuesta, escribí más abajo:

¡Sí! En realidad, es un error común pensar que comer grasas nos hace engordar de una manera diferente a como nos engorda el consumo de carbohidratos. El cuerpo procesa nuestros alimentos en energía a través de la misma vía, ya sean grasas, proteínas o carbohidratos. Cada uno de ellos simplemente ingresa a este ciclo en diferentes puntos.

Esencialmente, la respiración celular se utiliza para obtener energía de los tres macronutrientes. Las grasas y las proteínas se descomponen en productos intermedios de la respiración celular y luego ingresan directamente al ciclo para eventualmente conducir a la energía.

Ganar (o perder peso) es solo una función de la termodinámica. Si gasto menos energía de la que pongo, esa energía adicional debe conservarse. Nuestros cuerpos principalmente conservan energía al crear y almacenar grasa en el tejido adiposo. Del mismo modo, si gasto más energía de la que consumo, esa energía extra tiene que venir de algún lado porque la energía debe conservarse. Entonces, nuestro cuerpo descompondrá nuestras reservas de grasa y proporcionará energía para cubrir la diferencia. Cuando se trata de perder o aumentar de peso, es importante tener en cuenta lo que llamamos Tasa Metabólica Basal (TMB), que es la cantidad de energía que gasta nuestro cuerpo para mantenernos con vida. Los procesos homeostáticos (mantener el equilibrio de líquidos, la temperatura, la actividad cerebral, todo) son procesos bioquímicos que requieren mucha energía.

Por ejemplo, mi TMB es de aproximadamente 2000 kcal / día (8368000 julios, equivalente a aproximadamente dos veces la energía de 1 kg de TNT explotando, y alrededor del estadio de béisbol de la energía cinética de una ronda de tanque perforante (fuente, interesante de leer!)). Si como 3000 calorías, mi cuerpo utilizará 2000 para sobrevivir. Los otros 1000 se almacenarán como grasa. Si fui a nadar y quemé 500 calorías, solo 500 calorías se almacenarán como grasa.


A: Carbohidratos (C-01)

Desde el punto de vista químico, los carbohidratos se pueden clasificar en función del grado de polimerización (PD) en:

Monosacáridos: formado por una sola molécula no libera moléculas más simples cuando se hidroliza, p. ej. glucosa, galactosa, fructosa.

Oligosacáridos: Formado por 2-9 monómeros unidos por enlaces glicosídicos (liberan 2-9 monosacáridos cuando se hidrolizan). El subgrupo más importante de oligosacáridos es el subgrupo de Disacáridos, formado por solo dos moléculas de monosacáridos. Los disacáridos que aparecen de forma natural son lactosa o azúcar de la leche, (formada por galactosa y glucosa), y sacarosa o azúcar de mesa, formada por fructosa y glucosa. Otros disacáridos importantes, productos de la digestión del almidón y del glucógeno, son la maltosa y la isomaltosa, formadas ambas por dos moléculas de glucosa, pero unidas de forma diferente. La celobiosa es un disacárido formado en animales que puede degradar la celulosa.

Polisacáridos son carbohidratos formados por más de 9 monosacáridos unidos por enlaces glicosídicos. Cuando están formados por el mismo tipo de monosacáridos, se denominan homopolisacáridos, como el almidón, el glucógeno y la celulosa, formados cada uno de ellos por cientos de moléculas de glucosa unidas por enlaces glicosídicos. Si las moléculas de polisacáridos están formadas por diferentes tipos de monosacáridos, se consideran heteropolisacáridos. Dado que el ácido hialurónico está formado por miles de unidades alternativas de N-acetil glucosamina y ácido glucurónico, es un heteropolisacárido.

Los heteropolisacáridos brindan soporte extracelular a muy diferentes organismos, desde bacterias hasta humanos junto con proteínas fibrosas, como colágeno, elastina y otras, los heteropolisacáridos son los componentes más importantes de la matriz extracelular. Otros heteropolisacáridos importantes de la matriz extracelular son los sulfatos de condroitina y los sulfatos de dermatano. Estos heteropolisacáridos se forman mediante la repetición de una unidad de disacárido de un aminoazúcar y un azúcar ácido.

Además del papel del ácido hialurónico como componente importante de la matriz extracelular de la piel y el tejido conjuntivo, también aporta viscosidad al líquido sinovial, lubrica las articulaciones, da consistencia al humor vítreo y contribuye a la resistencia a la tracción y elasticidad en cartílagos y tendones.

El ácido hialurónico ha recibido una gran atención de los medios de comunicación como una herramienta importante en el proceso anti-envejecimiento.


Ver el vídeo: Polysaccharides - Starch, Amylose, Amylopectin, Glycogen, u0026 Cellulose - Carbohydrates (Enero 2022).